Compromisos de RSC, entre las prioridades de MSD

La responsabilidad social forma parte del ADN de la farmacéutica: Patricia Faci.

Tomado de El Economista, 22 de abril de 2019

Con más de 25 años de historia, MSD es una compañía mundial para el cuidado de la salud con presencia en más de 140 países y aproximadamente 69,000 empleados a nivel mundial. Como parte de su visión empresarial, MSD se esfuerza en “hacer una diferencia en la vida de las personas de todo el mundo a través de nuestros medicamentos innovadores, vacunas y productos de salud animal. Estamos comprometidos en ser la principal compañía biofarmacéutica de investigación intensiva y nos dedicamos a proporcionar importantes innovaciones y soluciones para hoy y para el futuro”. Además, en el ámbito de la responsabilidad social corporativa (RSC), MSD ha consolidado su compromiso en apoyar a las comunidades en las que opera. En entrevista con Patricia Faci, directora de Estrategia, Desarrollo de Negocios, Asuntos Externos y Comunicación en MSD, profundiza en los ejes principales de la RSC de la compañía farmacéutica, los cuales se dividen en cinco rubros primordiales: apoyo a la salud a nivel global, Programa de Donación de Mectizan, Programa MSD para Madres, Programa Gives Back y MSD y el medio ambiente.

Patricia Faci indica que el interés para implementar políticas de RSC dentro de la compañía tiene que ver con “la misión de MSD, que es encontrar soluciones a problemas médicos no resueltos y mejorar la vida de las personas. Entonces, la RSC está en el ADN de MSD. Hemos tenido la oportunidad de tener incidencia en el mundo, modificando la historia de muchos padecimientos que antes no podían ser atendidos, como es el caso del VIH, también inventando 14 de las vacunas que están en la cartilla de vacunación de todo el mundo, de forma que al estar esto en nuestro corazón y al ser la salud fundamental para el bienestar de las personas, se hace connatural la RSC”.

 

 

Para atender el sector de apoyo a la salud a nivel global, MSD colabora con la Fundación Merck, la cual se ubica en Estados Unidos e “identificó áreas en las que se pueda colaborar para mejorar el acceso a la salud y la salud pública, por ejemplo, en VIH, oncología, entre otros. También hay otro programa para disminuir la resistencia antimicrobiana, debido a que estamos en un gran riesgo de que en un futuro cercano muchas personas pudieran morir por infecciones que no se pudieran atender con los antibióticos existentes actualmente”, menciona Patricia Faci.

Sobre el Programa de Donación de Mectizan, éste surgió en 1987 cuando MSD se comprometió a donar a todas las personas que lo requieran el medicamento mectizan para combatir la oncocercosis o ceguera de los ríos y la filariasis linfática. El programa funciona a través de una colaboración público-privada. En México, existieron tres focos de infección: uno en Oaxaca y dos en Chiapas. Finalmente, en julio del 2015, después de 22 años de estar colaborando con muchas personas y donando producto, México se convirtió en el tercer país de América Latina en recibir la verificación de eliminación de oncocercosis por parte de la Organización Mundial de la Salud.

Asimismo, en el 2011, a nivel global, MSD puso en marcha MSD para Madres, una iniciativa de 500 millones de dólares a 10 años para disminuir la mortandad materna. Patricia Faci expresa que “en México, el programa fue puesto en marcha junto con la Sociedad Mexicana de Salud Pública AC, la cual propuso un programa de capacitación en lenguas indígenas para las poblaciones originarias, de manera que se crearon materiales para darles información sobre planificación familiar, seguimientos en embarazo, salud obstétrica a comunidades otomíes, mayas y nahuas de Chiapas. El resultado fue que se entrenaron cerca de 35,000 personas y en cada comunidad se quedó una persona encargada de dar el seguimiento a este proceso educativo. El resultado final que deseamos obtener es una reducción en la mortandad materna a largo plazo, debido a que promueve la conciencia de atenderse adecuadamente desde el principio del embarazo para evitar complicaciones y tener una red de apoyo en la comunidad para el momento en el que vaya a suceder el parto. Queremos que las madres mexicanas se responsabilicen y empoderen para atender su propia salud, que tengan la conciencia de la necesidad de tener un seguimiento médico y tengan la capacidad de transmitir este cuidado personal necesario para tener una buena salud a toda su familia”.

Respecto al Programa Gives Back, Patricia Faci señala que “esta iniciativa es una invitación que hace el corporativo a todo el personal para unirse a trabajos de voluntariado. Donamos un determinado número de horas”. En México, el programa apoya diversas causas, por ejemplo: programas nutricionales para fortalecer la salud de los niños que reciben tratamiento contra el cáncer; programas sobre cuidado integral para niños sin hogar; programa de donantes para la Cruz Roja. El Programa Gives Back ha logrado recabar 6,443 horas de voluntariado en el periodo de enero a agosto del 2018 con 166 colegas involucrados.

En el ámbito de MSD y el medio ambiente, la compañía cuenta con una política mundial ante el cambio climático y centra su estrategia de sostenibilidad ambiental en tres áreas principales: operaciones eficientes, diseño para el medio ambiente y reducción de riesgos en la cadena de valor. Además, Patricia Faci señala que MSD está certificado como industria limpia. Finalmente, Patricia Faci enfatizó que “la responsabilidad social corporativa está en nuestro ADN, la asumimos con mucho entusiasmo, con mucha alegría, responsabilidad y queremos seguir desarrollándola a largo plazo”.